LA BELLA Y LA BESTIA

 la-bella-y-la-bestia-txaro-fontalba-02

La bella y la bestia. 1995-2017
Urinario, esmalte, serigrafía sobre cuero. Medidas variables

En “Las ciudades invisibles” Italo Calvino propone un mito fundacional de la ciudad: varios hombres después de soñar con la misma mujer, de seguirla en sueños y no conseguirla, deciden construir la ciudad rehaciendo el recorrido de sus persecuciones. A modo de laberinto trazan calles y levantan muros allá donde la mujer pudo escapar.

No volvieron a verla de nuevo, el sueño no volvió a repetirse , el deseo perdió su destinatario.

Más adelante, en otro punto del relato apunta: “la mirada recorre las calles como páginas escritas”. Un deseo sin destino sueña la ciudad. Múltiples cartas de amor dirigidas a un Tú, que es sólo una probabilidad.

Barthes acierta al decir que una carta de amor no es una correspondencia. La carta más bien generaría la distancia, aplazaría el encuentro, tendría como destinatario el goce mismo, el deseo que no puede hacer otra cosa que afirmarse, enigmático y sin término.

Texto publicado en “La ciudad recreada”, mayo 2003.

Incluida en la exposición Yo la peor de todas