Fontalba y González conjugan belleza y horror en la exposición «El monstruo menguante».

La exposición conjunta que la artista navarra Txaro Fontalba y la vizcaina Helena González comparten en la Sala del Polvorín de la Ciudadela de Iruñea bajo el título “El monstruo menguante” condensa y conjuga la belleza y el horror que «se apodera del ser humano» a lo largo de la vida, según estas autoras.

La muestra, que se inaugura hoy y permanecerá abierta hasta el 18 de marzo, está compuesta por dibujos a tinta de Fontalba y por pinturas y esculturas de González. Pese a que ambas artistas mantienen una «intensa amistad, además de un enamoramiento artístico» desde hace 15 años, no habían coincidido en una exposición colectiva, hasta que hace dos años «surgió esta necesidad e inquietud» y decidieron unir sus trabajos, según indicaron en rueda de prensa.

Así, Fontalba, natural de Iruñea, de 42 años, y González, natural de Basauri, de 43, invitan a la reflexión con sus últimas obras en esta muestra, una condensación en pintura, en dientes, en madera, en carne, en planchas de hierro, en piedras, en huesos y en estrellas. Y es que, por separado y con planteamientos plásticos distintos, ambas han apostado «por las mismas cosas».En este sentido, explicaron que «procesar lo real de diferente manera es lo que realmente nos preocupaba» cuando decidieron organizar la exposición.

Han coincidido en plasmar, cada una a su manera, el cuerpo humano por «ser lo más real del sujeto» y lo que él encierra de «horror y violencia, pero también de belleza». Son esa «belleza y monstruosidad que van juntas y que no hay forma de separarlas» el hilo conductor de sus obras, y al respecto destacaron que «elarte nos ayuda a tolerar esa violencia y a canalizarla». Además, «esa violencia» es, a su juicio, «productora de vida».

Gara, 02 de febrero de 2007